cestas espacio almacenamiento para cuna 1 Cestas y espacios de almacenamiento para la cuna

vía livethemma.ikea

A veces las habitaciones de los peques no cuentan con todo el espacio que nos gustaría, por eso siempre viene bien conocer nuevas ideas para organizarse mejor. Lo cierto es que contar con espacios de almacenamiento extra suele ser garantía de que podemos tener un cuarto infantil un poquito más ordenado. Y si estos lugares vienen integrados en el propio mobiliario, tanto mejor, porque estaremos optimizando la habitación al máximo. Cestas, cajones, perchas… ¿quieres conocer algunas de estas soluciones tan útiles?

CESTAS DE MIMBRE PARA CUNAS

cestas y espacios de almacenamiento para cuna 2 Cestas y espacios de almacenamiento para la cuna

vía petitandsmall

En esta bonita cuna han colocado una cesta de mimbre que viene de perlas para guardar pequeños objetos. Como ves, no ocupa nada y es muy higiénica si lo que queremos tener a mano son pañales. Es también estupenda para colocar la ropa que vestirá el bebe durante la semana, o para recoger sus peluches y muñecos. Una solución tan práctica como estilosa, ya que le da un punto extra a la cuna, ¿o no?

cestas espacio almacenamiento para cuna 3 Cestas y espacios de almacenamiento para la cuna

vía thebooandtheboy

En este caso, se aprovecha que hay espacio suficiente bajo la cuna para tener otra cestita organizadora, pero bien podrían ser cajones o cajoneras. Nos encanta que sea de mimbre, porque es uno de esos materiales imperecederos que pegan con cualquier estilo decorativo. Desde espacios contemporáneos a otros más naturales e incluso eclécticos como éste, un buen cesto o baúl a mano siempre hace la vida más sencilla.

CUNITA CON ARMARIO-PERCHERO INCORPORADO

cestas espacio almacenamiento para cuna 4 Cestas y espacios de almacenamiento para la cuna

vía thebooandtheboy

Otra preciosa solución es la ideada en la imagen de arriba. Aquí ya han diseñado toda una multiestructura para bebés que viene con todo, desde cunita a perchero. ¡Un mueble muy completo! Lo bueno es que cuando el peque empiece a crecer, el mueble es tan bonito que se puede seguir utilizando para colgar sus prendas de vestir. Unos cuantos textiles divertidos de colores y una alfombra mullidita, y ya tenemos un rinconcito precioso.