La tienda Kidsfactory nos queda un pelín lejos ¡qué pena! pero no por ello vamos a dejar de inspirarnos y deleitarnos con sus estupendas habitaciones de bebés y niños. He traido unas fotos que me gustan especialmente porque con la pintura de las paredes y diferentes papeles pintados consiguen ambientes muy bonitos, acogedores y modernos utilizando un mobiliario completamente blanco. Los muebles de bebé blancos dan mucho juego, con las mismas piezas según los complementos que utilices puedes tener un ambiente  clásico y tradicional, o bien una habitación de bebé ultramoderna y de tendencia total.

No faltan los papeles pintados de Inke, y no me extraña… ¡son tan bonitos!

Pero si hay que arriesgarse, utilizar colores ¡y cañeros! también muestran como es posible conseguir una habitación de bebé retro y chic con mucho gusto y sentido estético.