decoracion-bebes-habitacion-pequeña

(foto The design files)

Hemos seleccionado la foto de la pequeña habitación de Frances, una niña de dos años, de este luminoso apartamento en Melbourne de CBD de Dan Honey , Paul Fuog. Se trata de una habitación para el bebé de reducidas dimensiones y que se encuentra justo al lado de la habitación de los papás. El tamaño del dormitorio se ve recompensado, sobre todo, por la luminosidad que viene de la ventana pero también por la calidez del parquet y la pared lateral forrada en madera.

Cuando las dimensiones son reducidas y, donde la cuna ocupa gran parte del espacio,  es mejor optar por los colores claros para  la pared, como el blanco o la madera clarita. Además, es conveniente dejar la ventana libre de cortinas de tela que pueden dificultar la entrada de luz. Aquí han optado por un enrollable, así cuando está plegado deja todo el espacio libre en la pared y da la sensación de amplitud.

En cuanto a los complementos, los toques de color son importantes pero no hay que abusar de ellos; el color de la ropa de cama, la guirnalda de la pared o el juguete de color lila intenso que hay en el suelo. Y es que adaptarnos al espacio y no sobrecargarlo es muy importante para obtener excelentes resultados.