decoracion-bebes-habitacion-blanca-ellen2

Nos encanta la decoración que nos llega de los países escandinavos, diseño sobrio y elegante donde se mezcla un estilo con aires  minimalistas y ciertos toques vintage.  Hoy os hemos traído la decoración de un apartamento en Estocolmo donde el blanco es el color básico, elegante, distinguido, claro y limpio pero que no resulta nada frio en su conjunto gracias a la elección tan llena de color de alguno de sus complementos. Según vemos en las fotos esto se repite en todas las habitaciones pero es en la habitación del bebé, la habitación de Ellen, donde el color adquiere mayor relevancia.

decoracion-bebes-habitacion-blanca-ellen1Una decoración interior muy equilibrada ya que solo contiene los elementos imprescindibles para hacer de esta habitación del bebé una estancia acogedora, amable y llena de vida. Prueba de ello es la decoración de la cómoda donde los cajones están llenos elementos florales en colores suaves y cálidos. La ropa de cama, que ya os habíamos enseñado el post de 5 ideas de ropa de cuna escandinava, tonos suaves con animales del bosque o elementos geométricos. Los elementos vintage los encontramos en la lámpara del techo, el monísimo carrito blanco del perrito de peluche o también en el cuadro rosa de la cara de gato.

decoracion-bebes-habitacion-blanca-ellen3El blanco también es el color del mobiliario de la habitación del bebé, cama infantil, mesa de juego, incluso el marco de los cuadros o el parquet del suelo. Por este motivo hay que romper, de una forma impactante, pero elegante y bonita, tanta blancura. Como veis, tanto la alfombra, la guirnalda de colores, el correpasillos o las pinturas de los cuadros se encargan perfectamente de ello. El resultado es una bonita habitación del bebé que sigue el estilo sobrio y elegante del resto de apartamento familiar.

Vía: Planet deco