decoracion-bebes-room-tour1El tipi, un moderno elemento decorativo pero sobre todo un mundo de diversión para los más pequeños. Estas bonitas tiendas se pueden trasladar con mucha facilidad, hoy en un rincón de la habitación del bebé, mañana en el comedor…

¿A quién no le apetece cambiar la distribución de una habitación, redecorar o darle un aspecto distinto cuando nos ponemos a hacer limpieza? Y, aunque a veces puede ser complicado cambiar el mobiliario de lugar, en ocasiones, cuando los muebles son auxiliares y fáciles de mover apetece cambiar y redescubrir espacios y ambientes. En esta ocasión no parece demasiado complicado ya que la habitación de la niña no cuenta con demasiados elementos fijos, entre ellos el radiador, las barras de madera y por supuesto la ventana. El resto, sin demasiado esfuerzo, puede hacer un tour por la habitación hasta encontrar una nueva ubicación.

decoracion-bebes-room-tour3Basta con cambiar los elementos decorativos de las estanterías o ubicar la mesa en otro rincón para cambiar por completo la decoración de esta blanca y espaciosa habitación infantil.

decoracion-bebes-room-tour2Blanco y negro, dos colores de fuerte contraste y de potente atractivo decorativo.

decoracion-bebes-room-tour4Para no tener problemas para cambiar la decoración y el ambiente de la habitación del bebé en esta ocasión se han prescindido de los papeles pintados de la pared y se ha optado por pintar el parquet del suelo en blanco al igual que las tiras de madera que recubren prácticamente toda la pared y el techo. Luminosidad y sensación de amplitud para esta habitación en blanco que se logra tanto por el color de la habitación como por su escaso mobiliario. Una práctica cómoda, fácilmente trasladable y un divertido equipaje siempre a punto para el tour.

decoracion-bebes-room-tour5Con este movible colgador se puede trasladar el moderno armario al rincón de la habitación que más nos convenga. En definitiva, se trata de una decoración minimalista, moderna y un poco atrevida en la que se prima por encima de todo la habitación como un espacio cambiante para el juego en la que los peques se sienten siempre cómodos y a sus anchas.

Vía: the way weplay