decoracion-bebes-habitaciones-pequeñas3(foto)

Cuando la habitación del bebé es pequeña no nos queda más remedio que adaptar la decoración al espacio, eliminar todo lo que no sea estrictamente necesario, mirar en vertical y no en horizontal y ajustar los complementos a las necesidades del momento. Parece fácil de decir y puede resultar un poco frustrante o complicado al no poder disponer de todo lo que queremos poner en la habitación de nuestro bebé, pero siempre es mejor guardar cosa fuera del dormitorio del bebé que cargarla demasiado.

Lo importante es no sobrecargar el dormitorio, es mejor crear un ambiente agradable y cómodo que tener la sensación de agobio por encontrarnos con demasiados muebles o accesorio que no nos permiten mover con tranquilidad.

Aprovechad al máximo el espacio vertical. Para ello son ideales los muebles altos, ya sea en forma de súper armarios o estanterías que lleguen al techo.

decoracion-bebes-muebles-takata2-feria3(foto)

Muebles multifunción. En el mercado encontraréis cunas convertibles completísimas que llevan incorporados cajones o estanterías para guardar las cosas de cambiar del día a día del bebé. Hay algunas en las que se puede adaptar fácilmente el cambiador. Otra opción es hacerse con una cuna o minicuna básica e incorporar ya de entrada la cama infantil. Si el dormitorio permite tener cuna y cama infantil una buena solución es escoger las que son un poco elevadas e incorporan varios cajones.

Armarios compartimentados para habitaciones pequeñas

decoracion-bebes-habitaciones-pequeñas4Magnífica solución para conseguir compartir armario y cómoda cambiador. Las puertas correderas son las soluciones perfectas para los espacios reducidos. (foto)

Compartimentar el armario. Llenarlo de estanterías, colgadores a distintas alturas, adaptarle cajones, bolsas de tela… es una manera de evitar grandes espacios vacíos. Además también podéis utilizar el interior de la puerta del armario para colgar las cosas más pequeñas si le incorporáis alguno de los accesorios que están pensados para ello.

decoracion-bebes-habitaciones-pequeñas1(foto)

Reservar un espacio para los juguetes, ya sea en un cajón del armario o si os cabe un baúl. Los sacos de tela o mimbre también os pueden ser útiles para ello, además son fácilmente transportables y caben en cualquier rincón.

Paredes suaves para una habitación del bebé pequeña

decoracion-bebes-habitaciones-pequeñas2(foto)

Jugar con los colores de las paredes es una manera sutil de dar la sensación de amplitud. Elegir colores claros y suaves, tanto si pintáis como si les colocáis algún bonito papel pintado, mejor con un diseño suave y de colores claros. Resulta muy efectivo pintar una de las paredes con rayas verticales, alargara la pared y dará la sensación de ser más alta.

No cargáis las paredes con demasiados adornos. Podéis colgar alguna láminas decorativas, un cuadro infantil o foto y añadir algún vinilo decorativo pero sin exceso. Un buen espejo os dará la sensación de ampliar espacio.