Habitaciones de bebé en blanco y negro 0

Uno de los recursos más habituales a la hora de decorar una habitación para bebés es llenarla de colores. El objetivo suele ser el de potenciar los estímulos y fomentar la creatividad del bebé. En realidad, esa es una buena idea para desterrar la antigua costumbre de designar el azul al niño y el rosa a la niña. Sin embargo, hoy optamos por otra opción con mucho estilo, que nunca falla y que ofrece un abanico de posibilidades más amplio del que a priori podríamos imaginar: utilizar el blanco y el negro.

Estos dos colores son antagónicos y contrastan perfectamente el uno con el otro, y quizás por eso se convierten en una combinación tan atractiva. En los últimos años, con el auge del estilo escandinavo, hemos podido apreciar la de juego que da el binomio blanco y negro en diferentes estancias, incluso en los dormitorios para bebés.

Habitaciones de bebé en blanco y negro 1

En este dormitorio las piezas elegidas hablan por sí solas: la cuna de Stokke, la mecedora Eames y la manta de Pia Wallen. Se ha optado por un color blanco de base, combinándolo con algunos complementos negros. Además, han estampado la pared blanca con abetos negros, ¡nos rechifla la sobriedad y elegancia de este cuarto infantil!

Habitaciones de bebé en blanco y negro 3

Aquí la madera aporta calidez, en forma de parquet y de taburete, a un dormitorio para bebés muy sencillo. En este caso, han optado por  el color gris y el característico tono de la madera y lo han mezclado con una cuna blanca y varios elementos decorativos en negro, como el cojín y las láminas ¡La combinación del gris, blanco y negro nunca suele fallar!

Como verás a continuación, la mayor parte de espacios infantiles en blanco y negro, dan un mayor protagonismo al blanco. Normalmente los muebles de la habitación son en blanco, mientras que el negro suele ser el color elegido para los detalles que aportan personalidad a las habitaciones de los más peques.

Habitaciones de bebé en blanco y negro 4

Habitaciones de bebé en blanco y negro 5

También nos hemos encontrado con una habitación infantil compartida en blanco y negro que nos ha fascinado. Es perfecta tanto para el bebé como para cuando los niños comienzan a crecer. La mezcla de contrastes en el estampado de los accesorios decorativos y el detalle de las piezas de Lego nos ha terminado de conquistar!

Processed with VSCOcam with n1 preset

Espero que nuestra entrada de hoy  sirva de inspiración más de un@ se atreva a decorar la habitación de su bebé con colores neutros como el blanco y el negro. Las opciones son infinitas y como habéis podido comprobar ideas no faltan. Desde aquí os aconsejo que invirtáis en accesorios en color negro como textiles, alfombras, láminas, vinilos, papel pintado, etc...Una vez que os canséis de ellos siempre podéis cambiar por un color más suave o más chillón, ¡el blanco combina con todo!

+Info