habitacion-bebe-gris

Vía Mrfinny

El gris es un tono sobrio, que normalmente se asocia a algo aburrido, pero desde hace un tiempo vemos ambientes infantiles en este color gris que resultan encantadores y nos tienen enamoradas. Transmite una gran serenidad, y lo cierto es que hay muchas formas de conseguir un espacio alegre y dinámico en color gris.

Una habitación de bebé en gris y con toques blancos puede resultar preciosa con pequeños detalles. Una guirnalda que siempre nos recuerda a las fiestas, y que desde luego aporta alegría a su cuarto, como si todos los días fuésemos a celebrar algo. Y ¿qué me decís de ese increíble textil de cama con un erizo?. Una idea que capta toda nuestra atención desde el primer momento.

habitacion-bebe-gris-toques-madera

Vía Ensuus

Las habitaciones de bebé en gris también admiten madera en su tono natural, que aporta mucha calidez a todo. Este cuarto en estilo nórdico es realmente sencillo, con los detalles mínimos pero bien escogidos. Los estampados y los mensajes de las láminas infantiles es lo que da un poco de diversión al cuarto.

habitacion-gris-paredes-montañas

Vía Thebooandtheboy

¡Otro fantástico cuarto en gris! Las paredes pintadas con montañas grises son geniales, y una tendencia que hemos visto en varias ocasiones. Aunque predomine el color gris también podemos añadir otros tonos, estampados mezclados, como las nubes y  los lunares, tonos blancos para dar luminosidad y muchos peluches.

habitacion-bebe-gris-rayas

Vía Houseandgarden

Este cuarto en gris pone el toque divertido en los techos, pintándolos con rayas blancas y grises. Un detalle que marca una gran diferencia entre un cuarto típico y otro más divertido. Los muebles se han escogido en el tono de la madera, destacando sobre el fondo gris. Otro espacio que transmite relajación y elegancia a partes iguales. ¿Os gusta la decoración en tonos grises?