cuartos-bebe-con-encanto-frances-1

vía tildafrance

El estilo francés quizá no sea de los más conocidos, pero tiene un encanto irresistible. Su aire clásico y refinado, su toque romántico y su relajante colorido hacen de estos dormitorios para bebés lugares increíbles. Hoy nos adentramos en este universo mágico en tonos pastel para mostrar cómo crear cuartos de bebé diferentes, ideales para amantes de la innovación.

ESTILO FRANCÉS: VINTAGE, COLORES PASTEL Y MUCHO CHARME

cuartos-bebe-con-encanto-frances-2

vía cotemaison

El estilo francés destaca por ser muy ecléctico: en él tienen cabida tanto los muebles de inspiración clásica como los de apariencia vintage. Por ello, este estilo puede dar lugar a dormitorios bien distintos, como se puede ver en nuestras dos primeras fotografías. Mientras el cuarto de bebé de la imagen superior derrocha un gusto más exquisito gracias a sus muebles vintage y complementos coquetos y románticos, en este cuartito azul vemos una decoración más sencilla en la que destaca una camita de forja. Pero en ambos ejemplos se aprecia ese estilo chic de los espacios más majestuosos de antaño.

ENCANTO PROVENZAL Y ECLÉCTICO

cuartos-bebe-con-encanto-frances-3

vía pimpelwit

Dentro de la decoración francesa destaca el estilo provenzal, propio de la región sureña de la Provenza. Un estilo natural, sencillo y campestre, en ocasiones parecido al shabby chic, con el que comparte el gusto por los objetos retro o el uso de grandes cortinas. En este cuartito de bebé apreciamos, además, cómo conjugan elementos más contemporáneos y de influencias nórdicas con ese amor por los tonos pastel.

UN ESTILO DECORATIVO MAJESTUOSO

cuartos-bebe-con-encanto-frances-4

vía anneclaireruel

Terminamos con esta adorable habitación decorada en una gama suave de azul, gris y rosa que ayuda a crear ese encanto chic del que hablábamos antes. Si te convence este estilo, prueba con detalles muy románticos, mobiliario de otras épocas y decoración con telas vaporosas como doseles o cortinas. Por otro lado, es un estilo que podemos adaptar para peques de ambos sexos, pues siempre quedará un cuarto dulce y acogedor para el recién nacido.