decoracion-habitación bebé

(foto Pinterest)

Una buena decoración para la habitación del bebé, en este caso con pocos elementos y en tonalidades neutras, con un resultado sobrio y elegante.

El mobiliario, lo queramos o no, determinará el estilo de la decoración de la habitación del bebé, aunque los toques personales en cuanto a la elección de complementos es lo que dará la personalidad deseada, impregnándola de nuestro estilo. Hoy os hablaremos, de forma general, de los elementos y complementos decorativos que podéis tener en cuenta a la hora de decorar la habitación del bebé: lámparas para el bebé, alfombras, alegres tejidos e infinidad de complementos que harán de la habitación de vuestro peque un lugar único.

Suelos agradables. Alfombras para decorar la habitación del bebé.

 

alfombras- habitación bebe-

(foto post Decobebés)

Las alfombras resultan casi imprescindibles en una habitación infantil ya que el suelo es uno de los lugares dónde los peques se sienten más cómodos, juegan, leen y pintan. Si el suelo no es de parqué os recomendamos una buena alfombra, resultará ideal para que se sientan más cómodos. En todo caso, las alfombras siempre son muy decorativas y cálidas. Encontraréis muchos tipos de alfombras por ello es importante que elijáis una que se pueda lavar cómodamente en casa ya que seguro que se ensuciará muy a menudo. También hay alfombras de juego que tienen dibujos de carreteras o casitas y para los más peques las de goma, tipo piezas de encaje o puzzle, resultan divertidas y tienen mucho color.

Vestir las ventanas. Cortinas para decorar la habitación del bebé.

La elección del tipo de cortina ira en función de la luz natural que entre en la habitación así como del tamaño del cuarto. Si se trata de una habitación pequeña cuánta más luz natural entre mejor. La estancia parecerá más grande y resultará más acogedora. En estos casos se aconseja cortinas de telas vaporosas con caída o semi transparentes que no lleguen hasta el suelo. Con una ventana muy grande seguramente será más práctica una cortina doble para jugar con la entrada de luz, los enrollables o cortinas más tupidas. Para elegir un tipo de cortina u otro primero tenéis que decidir si queréis que éstas lleguen hasta el suelo o simplemente cubran las dimensiones de la ventana.

Textil. Ropa de cama para decorar la habitación del bebé.

 

habitación bebes-textil

(foto post Decobebés)

Para los bebés la mejor elección en ropa de cama, ropa para el baño o pijamas son las que se confeccionan con tejidos naturales y orgánicos ya que de este modo os aseguráis de eliminar las molestas irritaciones. La mayoría de los tejidos, ya sean sábanas, edredones o pijamas, se presentan en coordinados bonitos, estampados, colores divertidos, dibujos originales, personajes infantiles… dando un toque de alegría a la decoración de la habitación del bebé. Incluso los hay que hacen juego con las cortinas o cojines decorativos. Si queréis hacer un cambio rápido en la decoración cambiad, de golpe, el color de toda la ropa de cama y las cortinas, veréis qué resultado.

Iluminación. Lámparas para decorar la habitación del bebé.

Las lámparas para la habitación del bebé son quizás unos de los elementos que pueden ser más originales y cambiantes. Encontraréis lámparas de muchas formas y en colores distintos: luces que cuelgan como guirnaldas, animales que iluminan, globos que nos traen luz, lápices que pintan luz… hay un sinfín de lámparas en el mercado. Una buena iluminación es importante, como también lo es una buena lámpara decorativa, que solo nos ilumine de una forma tenue y suave, aunque sea un simple capricho decorativo.

Complementos que nos gustan para decorar la habitación del bebé.

 

decoracion-habitación bebes-textil-

(foto post Decobebés)

decoracion-bebes-menudos-cuadros

(Menudos cuadros)

Los complementos decorativos son muy personales y son los que se acostumbran a comprar una vez que ya se tiene todo lo básico en la habitación. Actualmente están muy de moda las grandes letras de madera con la inicial del bebé, los enormes cojines decorativos, las guirnaldas en la pared, los cuadros personalizados para el bebé o los pequeños vinilos decorativos para la ventana o los muebles. No os agobiéis, ir complementando la habitación poco a poco.