¿No cuentas con espacio para la habitación de tu bebé? Buscar lugares extras te ayudará a crear un rincón más que confortable, para el peque que está en camino. ¿Tienes en casa un apartado donde guardas trastos inútiles? quizás puedas encontrar el modo de aprovecharlo.

El antes y el después de un vestidor

vestidor transformado en un dormitorio para bebé

Este vestidor transformado en un dormitorio para bebé, ha quedado espectacular. De hecho parece que hay más espacio aún, gracias al color blanco como protagonista en muebles, paredes y techos. El cambio ha sido increíble.

Aprovechar cada centímetro de tu hogar es indispensable, y más si tienes hijos. En este caso la ropa se puede meter en armarios y dejar el vestidor listo para recibir a la criaturita. A veces, los lugares más insospechados pueden transformarse completamente.

Combina el color blanco y la madera

vestidor transformado en un dormitorio para bebé

vestidor transformado en un dormitorio para bebé

El secreto para que este dormitorio se vea tan luminoso, es pensar en el color blanco. Debe ser el rey, el protagonista y la base del espacio. Como ves se puede apreciar en los muebles como la cuna, la estantería, la lámpara, la escalera, el armario.

Para obtener un mejor resultado es buena idea incluir el color blanco, en las paredes y los techos. Esto ayudará a crear un lugar donde la luz natural pueda penetrar y esparcir sus destellos, por todo sitios. De esta manera conseguirás un dormitorio muy luminoso.

Otro buen aliado de este color es la madera, un material noble y que aportará calidez. Así los piececitos de tu baby no pasará frío, cuando juegue en el suelo. Además, la madera es ideal para dormitorios de estilo nórdico o rústico.

En este caso, puedes ver la madera en el suelo y en las paredes (aunque van pintadas en color blanco) también los muebles son de madera blanca. Una combinación excelente para habitaciones modernas o clásicas.

vestidor transformado en un dormitorio para bebé

vestidor transformado en un dormitorio para bebé

¿Te encantan los contrastes? ¿crees que las habitaciones blancas son aburridas? puedes añadir complementos como la alfombra que ves, ropa de cama, muñecos e, incluso, jugar con las tapas de los cuentos en las baldas.

Los contrastes se pueden conseguir a través de los complementos. Es muy fácil y te ayudará a dar un toque de vida a una habitación demasiado blanca. La cuestión es utilizar los colores que más beneficien al espacio que quieres decorar.

¿Qué te ha parecido este vestidor transformado en un dormitorio para bebé? ¿Para qué servía antes la habitación de tu baby?

Fotografías: Amber Interior Design