habitacion-infantil-rustica-luminosa

¿Os gustan los ambientes con toques rústicos? Hay que decir que como solemos estar obnubiladas con el mundo escandinavo, pocas veces os hemos mostrado ambientes con encanto rústico. Y son decoraciones realmente bonitas, diferentes, que en este caso tienen cierta mezcla con el estilo nórdico en algunos textiles y en esa bonita cama para cuando el bebé deje la cunita. Pero vamos a ver los detalles, porque son muy interesantes.

Cuna de metal estilo rústico

habitacion-bebe-cuna-metal

Si os fijáis bien en la cuna, es una pieza muy especial, con metal con formas en espiral y con ruedas con un toque dorado. Sin duda parece una pieza rescatada de un anticuario con muchísima personalidad, ideal para este ambiente en el que todas las piezas cuentan con mucha presencia. No hay más que ver la mezcla del estampado de las cortinas con el de la alfombra vintage y la moderna alfombra de pelo blanco. ¡Esta es una habitación de bebé muy original!

Un cambiador con toques vintage

habitacion-bebe-cambiador

Hay que mirar dos veces para darse cuenta de que este es el cambiador, y es que el mueble antiguo es muy bonito, y cuando no se use como cambiador, será una cómoda muy elegante y cool para el cuarto infantil. Aquí la han dejado en su tono de madera original, pero estos muebles también se pueden pintar de blanco para incluirlos perfectamente en el estilo escandinavo.

Zona de lectura colorida

habitacion-bebe-zona-lectura

En muchos de los cuartos infantiles vemos una zona de lectura, y es que la hora en la que le leemos sus cuentos infantiles favoritos no debería dejarse nunca. Es un pequeño rincón con unas estanterías muy trendy y originales en madera. La de los libros nos recuerda al Hack de Ikea con los especieros, una idea muy útil para la zona de lectura del cuarto del bebé.

Espacio para guardar los juguetes

habitacion-bebe-juguetes

¿Qué no va a faltar en el cuarto del bebé? Pues una pequeña zona de juego, en donde también han pensado en las posibilidades de almacenaje. Y se han decantado por un sencillo cestito de metal ligero que les ayudará a recoger ellos mismos sus juguetes cada día. Es sin duda una habitación que  tiene todo lo que el peque necesita, y la camita de diseño escandinavo en color blanco le espera para cuando crezca.

habitacion-infantil-estilo-rustico

Vía Laybabylay