decoracion-bebes-habitacion-buhardilla-rosa-blanco1Habitación de bebé coordinada en tonos rosas y blancos. Una combinación muy fácil de llevar a cabo con la que acertarás siempre. La cuna de Sebra, la mesita de Ikea, guirnalda en tonos suaves… y una gran alfombra redonda que puedes encontrar similar en Lorena Canals

Una buhardilla puede convertirse en un pequeño palacio para un niño, en este caso se trata de una niña. No se necesitan demasiadas cosas para transformar un espacio pequeño en un lugar agradable, bonito, claro y entrañable. Cuando la habitación del bebé es pequeña siempre es aconsejable utilizar colores claros y luminosos, en este caso se ha optado por el blanco. El mobiliario es todo lacado en blanco al igual que las paredes y el techo, ayudando a dar la sensación de amplitud.

Con solo los muebles imprescindible se consigue un espacio relativamente amplio como zona de juego donde se ha colocado una alfombra beige redonda. Las mesitas de madera pequeñas son muy útiles en la habitación infantil, así los peques cuentan con una mesa y unas sillas a su altura que les permite bajar y subir cómodamente mientras dibujan, escriben, juegan…  su espacio, su mundo. Es aconsejable tener más de una silla por si viene alguna amiguita.

decoracion-bebes-habitacion-buhardilla-rosa-blanco2

Y para romper con el blanco, se ha empapelado la pared de la hermosa y gran ventana, para ello han utilizado un bonito papel pintado en cuadraditos rosas y blancos. De ese modo tanto la estrella que hay pegada en el cristal como los demás elementos decorativos en rosa sirven para colorear la habitación y darle el toque femenino y dulce a la misma.El rosa en su tonalidad pálida, solo se permite un color vivo en el taburete de rojo intenso que sirve de mesita de noche. ¡Me chifla ese contraste rosa-rojo tipo tarta de fresa!   Fijaros  en las lámparas, el conejo de la mesita y la luz del cabezal de la cama en rosa.

decoracion-bebes-habitacion-buhardilla-rosa-blanco3

Dos armarios forman el mobiliario de almacenaje de la habitación. Uno alto con dos puertas para la ropa y otro con puertas y estanterías destinado a guardar los juguetes y los elementos de decoración. Dos cunitas para las muñecas puestas en la zona de juegos, y conejitos de Maileg por todas partes. Un ambiente muy escandinavo  ¡qué monada!

Vái: Jorgubbarme