habitacion-bebe-estilo-escandinavo-natural

Si algo hemos aprendido con el estilo nórdico es que menos es más, y que un ambiente sencillo también puede enamorarnos a primera vista. Como ha sucedido con esta habitación de bebé con un estilo escandinavo y toques muy naturales. En un espacio con tonos crudos y blancos destaca la madera natural de la cuna y de la rafia de la cesta de almacenaje. Por eso han escogido también unos textiles con tonos muy suaves, que no hagan demasiado ruido en un ambiente tan fresco y natural.

Cesta de almacenaje natural

habitacion-bebe-estilo-nordico-almacenaje-juguetes

habitacion-bebe-estilo-nordico-cojines

Si hay una tendencia que cada vez cobra más fuerza a la hora de decorar espacios infantiles es la de decantarse por los materiales más naturales posibles. Las cestas de almacenaje de rafia como la que os mostramos están en alza, pero también las cunas de mimbre, los textiles de algodón y por supuesto los muebles de madera. En este caso combinan esa cesta con la estantería de madera y la cunita a juego. Tonos que aportan mucha calidez a un espacio en tonos blancos muy luminosos.

Textiles de bebé súper cool

habitacion-bebe-estilo-nordico-textiles-cama

habitacion-bebe-estilo-nordico-textiles-bebe

Estos preciosos textiles para bebé son de la firma Amayadeeme, con unos diseños desenfadados y divertidos que parecen pintados sobre las telas. Con materiales orgánicos en su composición, estamos ante piezas de calidad que además añaden cierta gracia a un cuarto muy sencillo. Cojines en forma de árboles, un edredón con leñadores y el simpático osito que sirve como peluche o cojín. ¡Son preciosos y no pueden parecer más suaves!

¿Os habéis fijado en el detalle de los contrastes? Aunque esta habitación de bebé busca la mínima expresión, también tiene sus ideas llamativas, como la de combinar una pared con lunares en blanco y negro con unas sábanas de cuadros en los mismos tonos.

habitacion-bebe-estilo-nordico

Vía Makehey