habitacion-bebe-cuna-verde

Vía Insideout

¡Hoy vestimos las habitaciones de bebé del color de la esperanza! El verde simboliza la esperanza, pero también a la naturaleza, así que nos parece un color precioso para decorar la habitación del bebé. Que no todo va a ser azul o rosa, hay muchas otras tonalidades que resultan muy bonitas y cool para decorar su cuarto. Y el verde es encantador. Desde ese verde menta que es tendencia al verde hierba más intenso. En este cuarto que vemos, han escogido una preciosa cuna en color verde a juego con la letra decorativa de la pared. Pequeños toques que sin embargo añaden gran personalidad a esta habitación infantil en color verde.

Habitación de bebé con complementos en verde

habitacion-bebe-verde-cuadros

Vía Justrealmoms

En este cuarto de bebé han optado por presentar el color verde en los complementos. Unos cuadros de intenso verde hierba con ilustraciones de la naturaleza y otros pequeños toques que crean una total armonía. Con un cojín y esa mesita en un tono verde más oscuro ya tienes una habitación perfectamente combinada.

Habitación de bebé en verde menta

habitacion-bebe-verde-menta

Vía Constancezahn

El color verde menta es una tendencia muy cool en estos momentos, y uno de los colores más utilizados en las habitaciones de bebé de estilo nórdico. Así que es una gran elección si deseamos tener un cuarto que además sea muy dulce. Con este color no se cometen excesos, y es que es tan suave que lo podemos tener en la cuna, en el papel pintado y en los móviles de cuna.

Habitación de bebé con paredes verdes

habitacion-bebe-verde-paredes

Vía Thebooandtheboy

Si os gustó la idea de pintar solamente la mitad de las paredes, aquí tenéis una inspiración en color verde. Al tratarse de un tono intenso, pintar toda la pared podría resulta demasiado, y decorando solamente la parte de abajo hacemos que las cunitas de mimbre destaquen mucho más.

Habitación compartida en color verde

habitacion-bebe-compartida-verde

Vía Handmadecharlotte

Este tono verde también es perfecto si tenemos una habitación compartida, y es que es un tono unisex que se adapta a todos los gustos. Aquí  han optado por añadir diferentes tonos de verde dando así más juego  a los cajones que están debajo de las camas, y lo mismo han hecho con las estanterías. Sin duda un color que puede funcionar en todos los cuartos de bebé.