habitación compartida bebé niña

Si has tenido gemelos (o trillizos) o simplemente tus hijos se llevan muy poco tiempo entre sí y por lo tanto tienes dos bebés (o más) en casa, este post te interesará. Hoy hablaremos sobre habitaciones para bebés compartidas. Montar el cuarto para un bebé es un proyecto emocionante y muy intenso que planificar para unos futuros papás, ¡pero para dos es también un reto!

Hoy en día, muchos padres dudan sobre si sus hijos deberían compartir dormitorio o, si por el contrario, cada uno debe tener su propio cuarto. Pues bien, que unos hermanos compartan dormitorio durante su infancia es algo más beneficioso que perjudicial. No solo les sirve para socializar desde edades muy tempranas, sino que aprenden a compartir, a tener un espacio propio y a respetar el de los demás. Además, el hecho de compartir tareas como ordenar el cuarto o hacerse la cama puede reforzar la responsabilidad al motivarse o retarse mutuamente.

Si vais a diseñar un dormitorio para vuestros bebés compartido no perdáis detalle de las ideas que os damos a continuación ¡Inspírate! 

habitación para bebés compartida roja

habitaciones para bebés compartidas en color blanco

Habitaciones de hermanos en colores pastel

habitaciones de hermanos en colores pastel

habitaciones para bebés compartidas en colores pastel

Cuando preparéis la habitación de hermanos debéis tener en cuentas algunas cosas: primero debéis aseguraros de que dejáis un buen acceso a ambas cunas, para poder atender rápidamente al que lo necesite en un momento dado. Una disposición de las cunas genial para tener un buen acceso a ellas es ponerlas una tras otra, apoyándose ambas en la pared por su parte más larga. Otra cosa a tener en cuenta es considerar la opción de separar visualmente un espacio individual para cada uno dentro del espacio común, no tiene por qué ser la mitad de la habitación para cada uno, simplemente un rinconcito estará bien. Esto es importante para potenciar la individualización de los pequeños.

Y si tus bebés son un niño y una niña, puedes jugar con eso para decorar y separar las zonas de cada uno, ya sea con pintura o los nombres en la pared, el color de las cunas, la decoración, etc. ¡Cómo habéis visto las posibilidades son infinitas!

Si necesitáis más ideas, recordad que tenemos en el blog una selección de  post de habitaciones de bebés compartidas  😉

Fuente de las fotos Praise Wedding