¿Tienes a un recién nacido en casa?  ¿Tu hijo es un pequeño lactante? ¿Piensas en recuperar el sueño perdido por las noches? te propongo una solución estupenda que acabará con tus problemas de sueño, en gran medida… ¡fabricar una babybay para tu dormitorio! esta pequeña y gran idea dará forma a la cuna perfecta.

¿Sabes en qué puede ayudarte una babybay? Durante los primeros meses de vida el pequeño lactante necesita de su madre, y también de su padre, para no sentirse solo, para comer, para ser consolado, para dormir… ¡a veces no dejan de llorar, hasta ser arrullados!

Lejos de querer mimar demasiado a los niños, para evitar que se vuelvan caprichosos, estas mini cunas son excelentes ideas para tener a tu hijo al lado de tu cama, y poder darle todos los cuidados que requiere durante los primeros meses de vida. Con esto quiero decir que durante esta época tu bebé necesitará de cuidados muy seguidos y casi constante vigilancia para alimentarlo, cambiarlo, acunarlo, cantarle, cogerle…

Estas estructuras las puedes comprar ya hechas y diseñadas, pero si prefieres que te salga más económica puedes hacerte con algunas piezas en IKEA como vallas pequeñas, ruedas (si quisieras hacer una cama que puedas mover fácilmente) un pequeño colchón y todo lo necesario para completar el hack.

babybay al lado de la pared

babybay de madera

babybay de madera

La ingeniosa babybay debe ser una especie de cuna, pero más pequeña que esta o que un moisés. Lo que significa que podrás meterla en el propio cuarto de los padres, y que podrás ajustarla a la propia cama de los mismos.

¡Este tipo de cuna seguramente fue inventada por un padre que no dormía demasiado! La idea en general es realizar una serie de ensamblajes de tres tablones de madera y una valla o cuatro vallas unidas, de tal forma que tengas que hacer pocas maniobras para ajustarla a la cama.

Este pequeño hack es una idea más para que el bebé pueda dormir a pierna suelta al lado de sus papis, y disfrutar de noches tranquilas. Así será mucho más fácil amamantar a tu hijo, observar si le pasa algo, consolarle cuando llore y mimarle un poco. 

Si no quieres ser un padre o una madre al borde del agotamiento, te invito a crear tu propia mini cuna al lado de la cama. Y así tu hijo, desde su pequeño nido, tendrá contacto contigo sin que tu puedas perturbar sus sueños. Y, más adelante, pasado el tiempo podrás cambiar al bebé a una cuna grande en su propia habitación.

¿Crees que eres un padre o una mami descansada? ¿Piensas que las babybay son eficaces como primeras cunas de protección? ¿Qué tipo de cunas son las que más te gustan?

Vía: Sanvie-mini