Un cuarto para bebé y zona de juegos en gris y rosa 01

Hoy queremos compartir con vosotros un precioso dormitorio de bebé decorado en grises y rosas empolvados. Si recordáis, en post anteriores, os hemos mostrado habitaciones para los peques utilizando únicamente uno de estos dos colores. Las habitaciones en gris son perfectas si lo que queréis es dar un aire nórdico o vintage pero resultan demasiado sobrias y los dormitorios en color rosa, en ocasiones son cargantes y hacen que termines aburriéndote de la decoración de la habitación de tu bebé en poco tiempo.

El gris y el rosa son una combinación de colores ideal, de esas que nunca fallan. Los tonos grisáceos aportan sobriedad y elegancia; y los rosáceos rompen con la seriedad del gris, y además le brindan frescura y feminidad. El resultado es muy dulce.

La habitación infantil que os traemos hoy es genial para inspirarse, y tiene estos dos colores como protagonistas. El cuarto en sí tiene múltiples posibilidades debido a su tamaño y a la luz natural que recibe, ésta además se ha maximizado con elección de los colores, dando como resultado un entorno agradable en el que desarrollarse. Se ha pintado tan sólo una pared de color rosa muy claro, manteniendo el resto de paredes y el suelo en color blanco, lo que ayuda a potenciar la luz. Las notas de color se aprecian en estos pequeños detalles, que son muy sutiles y convierten esta estancia en un lugar muy armonioso y ligero cromáticamente.

Un cuarto para bebé y zona de juegos en gris y rosa 00

Complementos en gris y rosa para el cuarto del bebé

Un cuarto para bebé y zona de juegos en gris y rosa 02

Un cuarto para bebé y zona de juegos en gris y rosa 03

Un cuarto para bebé y zona de juegos en gris y rosa 04

Un cuarto para bebé y zona de juegos en gris y rosa 05

Un cuarto para bebé y zona de juegos en gris y rosa 06

Ese cúmulo de complementos de color son los que convierten el espacio en un lugar mágico, como por ejemplo: el colgador de madera con forma de cabeza y orejas de gato y conejo, un tipi gris en el que disfrutar de grandes jornadas de juego, cojines con diferentes formas y motivos, peluches muy abrazables. En este espacio también podemos observar que reinan 3 guirnaldas diferentes: una triangular en tonos grises sobre el tipi, una de colores con formas geométricas sobre los estantes y otra de pompones sobre la silla.

Esta habitación es un claro ejemplo de que no hace falta que abunde el rosa en un dormitorio para que tenga un halo totalmente femenino ¡Un espacio agradable y liviano para una pequeña princesita!

+INFO